El Mar Avilla del Dr. Emilsson

Por: Metzli Romero Robles

A la memoria del Dr. Ingvar Emilsson

Estoy inscrita en el programa de doctorado en Ciencias del Mar y Limnología, mi área de especialidad es una combinación entre la oceanografía física y biológica. Estudio el Golfo de California o, como lo conocí en palabras escritas del Dr. Emilsson, el Mar Maravilla.

Desde 1939, cuando comenzaron a muestrear el Golfo se dió a conocer una primera aproximación sobre su estructura termohalina, distribución de nutrientes, oxígeno disuelto y la interacción de aquellas aguas con la atmósfera. De ahí derivaron diversos trabajos pioneros que lo describieron y caracterizaron. Estos aportes han sido muy valiosos puesto que han sido la base en investigaciones que han permitido describir la evolución temporal de las condiciones oceanográficas del también llamado Mar de Cortés.

Realizando la búsqueda bibliográfica inicial para comprender la dinámica y variabilidad climática dentro del Golfo de California, cuestión que sustentará mi proyecto de investigación de doctorado, me encontré con un manuscrito realizado por el Dr. Ingvar Emilsson en agosto de 1991. El escrito comienza como una historia, con un estilo muy ligero y ameno, como si el Golfo te contara de propia voz su historia. Después de dicho autorretrato, viene un panorama general de este mar marginal dónde se resumen algunas de sus características más sobresalientes.

Tales características actualmente siguen siendo muy distintivas, entre estas destacan: la construcción de presas aguas arriba de ríos tan importantes para el Golfo como la presa Hoover en el río Colorado, la presa Álvaro Obregón en el Yaqui y otras obras que lo han privado del aporte terrestre. Por otro lado, la escasa nubosidad en la región que permite el uso de sensores remotos para su estudio, además la influencia del Océano Pacífico sobre su variabilidad climática. También la etiqueta de cuenca de evaporación donde se produce y exporta la masa de agua más salada que conoce el Pacífico Norte, las intensas mareas en la región norte, la distribución del sonido, el oxígeno disuelto y fosfatos a lo largo de la columna de agua. Éstas y muchas otras cualidades del Mar Maravilla el Dr. Emilsson las reunió en su escrito y 32 años después vine a leerlas. Su descripción, palabras e ideas ahora forman parte de mi trabajo de investigación y formación doctoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *